Al acto del cuerpo consular, celebrado en el Castillo Hotel Son Vida, han asistido 26 de los 38 pa铆ses que disponen de consulado en Baleares. El Convenio de Viena, que celebra su 60 aniversario, regula las relaciones consulares entre estados

El cuerpo consular ha celebrado este jueves tarde el 60 aniversario del Convenio de Viena en Castillo Hotel Son Vida. La Convenci贸n de Viena sobre Relaciones Consulares regula desde que se estableci贸 en 1963 las relaciones consulares entre estados.

Al acto, que ha tenido lugar en el Hotel Son Vida de Palma, han asistido 26 de los 38 pa铆ses que tienen consulado en las islas, as铆 como de las autoridades y representantes de diferentes entidades de Baleares. Entre otros, han estado presentes representantes de Estonia, Hungr铆a, Italia y Noruega. La conmemoraci贸n ha servido tambi茅n para fortalecer las relaciones entre las entidades locales y los representantes de los diferentes pa铆ses representados por los miembros del cuerpo consular.

 

cuerpo consular Son Vida

Mallorca Global ha estado representada en la conmemoraci贸n por Katarina Madarova, agente de marketing y publicidad.

El trabajo consular se ha fortalecido

En su discurso, el decano del cuerpo consular Rafael Guillermo Arismendy, c贸nsul de Colombia en les Illes Balears, ha destacado la importancia del Convenio de Viena y su impacto en las relaciones consulares en las islas. 芦Desde su entrada en vigor en 1967, esta Convenci贸n ha permitido la creaci贸n de mecanismos para la protecci贸n de los derechos de los ciudadanos extranjeros y ha garantizado el acceso a los servicios consulares a todos los ciudadanos, sin importar su nacionalidad禄, ha destacado.

Asimismo ha remarcado que, tras tres a帽os de dura pandemia, el trabajo consular se ha fortalecido, llevando la presencia y ayuda de los gobiernos a los ciudadanos asentados en las islas. 芦Cada uno de nosotros estuvimos ah铆 para asistir a nuestras comunidades a trav茅s de la planeaci贸n de vuelos humanitarios y el acompa帽amiento a personas en alto estado de vulnerabilidad que, por diferentes circunstancias, ya sea de turismo, estudios o negocios, pudieron sentir la impotencia de no retornar a sus lugares de origen, y darles聽apoyo en alojamiento y alimentaci贸n, necesidades b谩sicas del ser humano (…) Esta situaci贸n le mostr贸 al mundo lo que hace un c贸nsul: asistirles incondicionalmente cuando m谩s lo necesitan y cumplir con esta noble labor que siempre he denominado ‘apostolado de vida'禄, ha apostillado Arismendy.