Hoy, 25 de agosto, comienza la temporada para la pesca profesional de llampuga. Este año estará permitida la pesca de esta especie hasta el 31 de diciembre. La pesca de la llampuga es una de las campañas más esperadas por los pesqueros, ya que el resultado comercial que ha reportado durante los últimos años en Balears ha sido muy positivo.

Según la Dirección General de Pesca y Medio Marino, en la temporada pasada se capturaron aproximadamente 70 mil kilos que supusieron casi 560.000 euros de ingresos al sector pesquero. Estos datos se traducen en mayores ingresos obtenidos con un menor volumen de capturas en comparación con el 2020.

La ‘llampuguera’ denominada como el arte de este tipo de pesca, es una actividad tradicional de Mallorca con un largo recorrido histórico. Muchos profesionales del sector saldrán a pescar llampuga durante esta temporada.

Además, la Organización de Productores OPMallorcaMar es la que regula las capturas de sus socios, estableciendo la pesca máxima diaria de 150 kilos de llampuga por cada embarcación.

Por otro lado, según ha declarado la consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de la Concha, la llampuga «es un ejemplo claro a seguir de la pesca que queremos, más rentable a la vez que sostenible, porque con menos capturas ya se consigue igual o mayor rentabilidad para los pescadores, ya que sacan ejemplares más grandes». Cabe destacar que la consellera ha aplaudido el trabajo que se está realizando en las reservas marinas y el cambio del paradigma «que es el futuro para el pescador».

Hay que recordar que el uso de los ‘capcers’ de llampuga es exclusivo para los pescadores profesionales de artes menores. La normativa prevé sanciones económicas para aquellos barcos profesionales de otras modalidades que pesquen a menos de 250 metros de la distancia de los profesionales de la pesca de la llampuga.