La Fundación Impulsa Balears urge a Balears a desarrollar un sistema turístico circular en un reciente informe. Su director técnico, Antoni Riera, asegura que “es el momento de maximizar las oportunidades de recuperación económica del archipiélago balear. Es necesario interpretar las grandes tendencias que marcarán el escenario post-covid: la circularidad, la digitalización la movilidad sostenible, la descarbonización”. Y su propuesta es clara: facilitar y acelerar el tránsito del sistema turístico regional hacia un sistema turístico circular y reposicionar así el archipiélago como el primer destino turístico circular del mundo.

¿En qué consiste el sistema turístico circular?

El turismo circular en Mallorca

Según el informe “Sentando las bases del escenario post-covid” de Impulsa Balears, el Sistema Turístico Circular es “el resultado de una estrategia de transformación integral para favorecer el tránsito del sistema turístico regional hacia la noción de economía circular”. Noción que plantea un modelo de producción y consumo en el que se comparte, se repara, se renueva, se reutiliza y se reciclan materiales y productos existentes siempre que se pueda, creando un valor añadido.

Antoni Riera, entrevista en Mallorca Caprice

Antoni Riera.

El sistema turístico circular en Balears

Impulsa Balears asegura en su informe que las islas “lo tienen todo a su favor para afianzar en los próximos años su liderazgo como destino turístico circular”. Y además, fijan la atención en lo concreto aportando varias propuestas:

  • Ahorro y eficiencia energética: Se centra en la mejora de la eficiencia energética de los edificios. Según el informe, mejorar en eficiencia energética es más barato que construir nuevos edificios.
  • Enclaves urbanos: La zonificación se presenta como una herramienta crucial a la hora de crear un entorno ecológico, social y económicamente sostenible. Para conseguir enclaves urbanos construidos con bajas emisiones, el informe apunta que se podría actuar sobre el transporte de pasajeros, la huella de carbono de los materiales de construcción, jardines verticales y horizontales y el aumento de la superficie forestal.
  • Empresas responsables: El informe sugiere un modelo de compras conjuntas, siguiendo modelos circulares, y facilitar proyectos de contratación circular. El sistema turístico circular requiere empresas fuertemente comprometidas con el desarrollo de proyectos piloto y buenas prácticas sostenibles.sistema turístico circular en Balears
  • Residuos textiles: ¿Y si fomentáramos una start up en reciclaje químico a escala industrial para textiles usados? La fundación lanza esta pregunta, ya que a nivel mundial, solo el 1% de los textiles se recicla. El objetivo sería dar una vida más larga y útil a los textiles de un hotel (sábanas, toallas…). Y al mismo tiempo, crear empleos locales en una economía circular.

Liderar el cambio

Ante esta oportunidad de afianzar el liderazgo de Balears como destino turístico circular, «no se trata de alterar el ADN de la comunidad, sino de enriquecerlo con más acento tecnológico y sostenible», explica Riera, así como avanzar “desde lo que somos”: una economía de elevada especialización turística. “El momento actual es de extrema dificultad, pero la oportunidad que tenemos delante es de extrema fortaleza y se trata de aprovecharlo”, sentencia.