Este sábado se vivió una jornada inolvidable en el Reial Club Nàutic Port de Pollença con la entrega de la medalla de bronce Londres 2012 al piragüista local Sete Benavides, tras diez años de larga espera.

La terraza del restaurante del club U Nàutic recibió con alegría y orgullo la gala que el Club preparó para recibir a Sete Benavides con la tan esperada medalla olímpica.

Familiares, amigos, socios y autoridades se dieron cita para recordar la trayectoria deportiva de Sete Benavides siempre de la mano de su entrenador Kiko Martin. Fue una tarde muy emotiva en la que D. Mateo Dupuy, presidente del RCNPP, recordó que «el motivo de ser de nuestro club es el fomento del deporte base y que Sete Benavides es junto a Eduardo Bellini y Pepote Ballester, la máxima representación deportiva del RCNPP».

A la gala acudieron autoridades políticas autonómicas, insulares y locales así como también miembros de la junta directiva del club conocedores de la trayectoria deportiva de Sete Benavides desde sus inicios.