Con la exposición de todo tipo de artesanías, productos locales de la cooperativa pagesa, un espacio de diversión para niños, presentaciones de libros y charlas sobre economía circular, entre otras actividades, se realiza hasta el domingo 14 la Fira de Pollença uno de los eventos más importantes y emblemáticos del pueblo.

En esta edición, la cita pollençina cuenta con su propio sitio web y perfiles de redes sociales para difundir todo lo que suceda, como el homenaje a María Martorell, una de las artesanas pioneras de la fira, que tiene lugar dentro de la Iglesia del Covento de Sant Domingo.

La fiesta local tiene este año un nuevo espacio llamado Espai XX/21. Es un punto de divulgación dentro del conjunto de la feria en el exterior del Claustro. En la plaza Mayor, por su parte, se ubica el tejido empresarial  y las delicias que ofrece la Cooperativa Pagesa de Pollença. Las atracciones infantiles se sitúan sobre la Avenida de Argentina y en la calle Cecili Metel.

Miquel Suau, coordinador de la Fira de Pollença, ha comentado que el objetivo de Espai XX/21 es que tenga una proyección profesional del sector artesano con charlas sobre el modelo colaborativo entre diseñadores y artesanos y sobre la importancia de la economía circular en el mundo de la artesanía”.

A lo largo de la feria también habrá todo tipo de espectáculos, desde música en vivo hasta concursos y talleres.

Toni Font, creador del cartel de la actual edición, explicó que «la imagen gráfica de la Fira aporta luz y optimismo después de todo lo vivido, con una ilustración que relaciona de alguna manera nuestro pueblo mediante las piernas y el entorno que tenemos mediante las montañas».

La Fira de Pollença se realiza el 12,13 y 14 de noviembre. Foto: Ajuntament de Pollença.