Según ha informado el Govern Balear, el Impuesto de Turismo Sostenible permite la contratación de «informadores dunares» para los espacios protegidos de las islas. El objetivo de estas contrataciones es garantizar la protección de los sistemas dunares. Las dunas son un refugio ecológico para muchas especies autóctonas. Concienciar a los usuarios de las playas del ecosistema dunar, en el cual se encuentran, es una de las principales funciones de estos informadores. Desde el pasado fin de semana, diferentes informadores ambientales trabajan en la divulgación de cinco espacios protegidos de las Illes Balears. El llamado plan de ‘realización de actividades de información ambiental relativa a los sistemas dunares en espacios de relevancia ambiental de las Islas Baleares’ tiene como finalidad implicar a los usuarios de las playas en la conservación de estos espacios protegidos y evitar comportamientos incívicos, como dejar basura en las playas o acceder a zonas restringidas de regeneración dunar y forestal.

Otras tareas de estos informadores es de recordar a los visitantes que solamente pueden pasear por los caminos existentes para este fin, respetando el cordón dunar y obedeciendo a las señalizaciones que hay en estas áreas protegidas. De esta forma se pretende evitar que los usuarios pisen vegetación protegida o alteren el ecosistema dunar de estos espacios. Los informadores ambientales también advierten de la importancia de recoger los residuos generados por los propios visitantes, así como de su correcto reciclaje.

Es Trenc, s’Albufera y Cala Mondragó son las áreas protegidas de Mallorca que cuentan con estos informadores ambientales. Estos profesionales velan por el cumplimiento de las normas de los usuarios durante 5 o 6 horas diarias de lunes a domingo, dependiendo de la ocupación en las playas y espacios protegidos. Los informadores trabajarán durante dos meses y medio durante las temporadas de 2022 y 2023.

Hay destacar que, según ha comunicado el Govern Balear, estas nuevas acciones y contrataciones se han podido financiar gracias al Impuesto de Turismo Sostenible (ITS) con 111.364 € junto al marco del proyecto ‘Recuperació dels sistemes dunars en espais de rellevància ambiental de les Illes Balears’ con un presupuesto total de 823.000 €.

Muchas playas de Mallorca no tienen informadores ambientales, pero el Govern ha decido reforzar la protección en los espacios ya declarados como áreas de especial interés ambiental. Esto es debido a que Es Trenc, s’Albufera y Cala Mondragó son las áreas naturales más representativas de Mallorca en cuanto a la biodiversidad de especies y paisajes naturales de costa. Los sistemas dunares son ecosistemas muy frágiles y vulnerables. Se considera una prioridad protegerlos, ya que están incluidos en la «Xarxa Natura 2000« y son un refugio de arena para las playas después de grandes temporales.

playas informadores mallorca