Las cinco playas del término municipal de Palma han recibido la certificación «Safe Tourism». Este distintivo, que otorga el Instituto para la Calidad Turística Española, constata el cumplimiento de las exigencias de prevención de riesgos a través de una auditoría. Por este motivo, las playas de Cala Major, Ciutat Jardí, Can Pere Antoni, Cala Estància i Platja de Palma se consideran destinos seguros para todos los usuarios.

Para mostrar esta certificación, el ayuntamiento ha izado la bandera con la distinción «Safe Tourism» en las cinco playas, algo que sucede por primera vez.

La certificación de seguridad reconoce el cumplimiento de la normativa UNE ISO / PAS 5643: 202. Esta establece los requisitos y recomendaciones para prevenir el contagio por el coronavirus SARS-CoV-2. El objetivo es proteger tanto a los trabajadores como a los bañistas, prestando servicios para turistas y residentes de forma segura.

playa can Pere Antoni

Playa de Can Pere Antoni.

Limpieza y aforos

“Safe Tourism” acredita que los servicios de Cala Major, Ciutat Jardí, Can Pere Antoni, Cala Estància i Platja de Palma cuentan con algunas de estas medidas:

  • Medidas generales de prevención, existencia de plan de contingencia, información, limpieza y desinfección, etc.
  • Control de aforo y control de los puntos de acceso.
  • Servicios auxiliares y complementarios que cumplen los requisitos de seguridad y prevención establecidos (baños públicos, restauración, etc.).

Precisamente el protocolo de control de aforo e información a los usuarios ha sido uno de los aspectos más valorados en las playas de Palma. Esto ha permitido abordar de forma satisfactoria las situaciones de aforo cercano al máximo permitido, especialmente en la playa de Cala Major. La información a los usuarios y el control en los accesos ha permitido no llegar al límite del aforo previsto.