Con el objetivo de dinamizar el tejido comercial de Palma, el Ayuntamiento pone en marcha una campaña de 25.000 vales que estará disponible en noviembre con un presupuesto de 500.000 euros.

El ciudadano, residente o visitante mayor de edad podrá descargar hasta un máximo de 6 vales de un valor de 20 euros para cambiar en los comercios adheridos. Cada uno sirve para una compra mínima de 35 euros. Una vez adquiridos en la web, tienen una validez máxima de 10 días.

Se pueden emplear tantos vales como se quiera para una misma compra siempre respetando la regla de un vale por compra mínima de 35€. Por ejemplo, si desea realizar una compra por 70 euros debe utilizar dos vales.

Cómo disfrutar los vales

Al momento de efectuar la compra, se debe presentar el beneficio para que el comercio lo pueda validar en el momento del pago. El usuario simplemente debe mostrar el vale y su DNI.

La campaña estará vigente hasta que se agoten los vales. La fecha límite es el 30 de noviembre. La medida busca ayudar a uno de los sectores económicos más golpeados durante la pandemia. Las restricciones para frenar los contagios y la caída de la economía perjudicaron al comercio local con el cierre de bares, panaderías y tiendas de ropa, entre otros rubros.

Las bases de la iniciativa local ya están publicadas en el BOIB. Aquellos comercios que deseen adherirse pueden hacerlo hasta el 31 de octubre en la página web de PalmaActiva.

El regidor de Promoción Económica y Ocupación, Rodrigo Romero, animó a los comerciantes a sumarse. “Es una iniciativa beneficiosa tanto para las personas que obtendrán un ahorro significativo como para los comercios que verán cómo se reactiva el consumo».