Un viaje al Antiguo Egipto y al mundo de los faraones ofrece Palma en CaixaForum hasta el 22 de mayo en una exposición conjunta con el British Museum.

Desde grandes bustos hasta relieves de piedra bellamente tallada, “Faraón. Rey de Egipto” se compone de cerca de 140 piezas. Explora el simbolismo y la ideología de la realeza egipcia y pretende descubrir el mundo que se escondía tras estos faraones que gobernaban en el valle del Nilo.

Margarita Pérez-Villegas, directora de CaixaForum Palma, y Marie Vandenbeusch, comisaria del Departamento de Egipto y Sudán del British Museum, han presentado esta propuesta cultural que explora la construcción de la naturaleza de estos monarcas y desvela a la vez su faceta más humana.

Los faraones eran considerados descendientes directos de los dioses, ya fuere como descendiente del dios del sol (“hijo de Re”) o como una encarnación terrenal de Horus. Los nombres escogidos por los faraones reflejaban su piedad y las prioridades de su reinado.

Como sumos sacerdotes, los faraones supervisaron la construcción de grandiosos templos para la celebración de rituales. Los entierros reales, bajo las pirámides o en el Valle de los Reyes, se concebían con la intención de garantizar el renacer del faraón como Osiris, dios de la muerte, símbolo de la fertilidad y garante de la regeneración del Nilo.

«Faraón. Rey de Egipto». Foto: Caixa Forum.