Mario Vaquerizo y su banda, las Nancys Rubias, darán un concierto en Mallorca el 26 de agosto. Será en el marco del Mallorca Live Summer junto a Fangoria, el grupo formado por su mujer, Alaska, y Nacho Canut. En Mallorca Caprice hemos conversado con el polifacético personaje antes de este concierto que promete divertir al público mallorquín.

entrevista mario vaquerizo nancys rubias

💡 No te pierdas la entrevista de Mallorca Caprice con Alaska.

– Queríamos buscar e indagar un poco en su relación con Mallorca. ¿Ha venido mucho a la isla? ¿Qué es lo que más le gusta de ella?

– A Mallorca he ido por muchos motivos. En algunos casos para visitar a las personas que más admiro, Pep y Joan de Diabéticas Aceleradas; a la Estrella, que trabajó en el bar Flexas junto a la Terremoto. También para hacer de DJ en los campeonatos de tenis que se celebraron en 2011-12 y por supuesto actuando con Nancys Rubias en festivales. También en Inca me subí en un autobús para celebrar el orgullo gay y actuamos en la plaza de toros, que fue una maravilla, acompañados por Topacio Fresh. Por último, he tenido la suerte de pisar las tablas de un sitio tan emblemático como el Auditorium dos veces consecutivas con el teatro «El amor está en el aire» y «El amor sigue en el aire», con Bibiana Fernández y Manuel Bandera. Hablar de Mallorca es hablar de un lugar que me encanta, totalmente internacional, cosmopolita y gente con mucho sentido común. Los mallorquines son abiertos de mente, no son nada prejuiciosos y dan cabida a todo tipo de propuestas, tanto personales como profesionales. También la Catedral es impresionante y gracias a un amigo en común tuvimos la suerte de que nos hiciera un recorrido por ella. Pude ver los frescos de Barceló, que son espectaculares. Y el centro de Palma me parece precioso. Me gustaría tener más relación con la isla, pero desgraciadamente el día tiene 24 horas… Lo que más me gusta es la luz que tiene Mallorca, hasta el nublado tiene un cierto encanto. Me cae bien Mallorca y siempre es agradable visitar la isla.

– ¿Qué puede esperar el público del concierto que dará Nancys Rubias en Mallorca el 26 de agosto?

– La gente que ha pagado una entrada por ver a Nancys Rubias esperará lo mejor y nosotros sin duda daremos lo mejor, nos lo exigimos. Como tenemos la suerte de que nos divertimos mucho en el escenario, el público acaba apreciándolo y disfrutándolo. Nosotros actuamos no por dinero, sino por diversión, pero tenemos la suerte de que nos pagan, y mucho, por divertirnos. Yo cojo a mis mejores amigos, que son las Nancys Rubias, y todos los fines de semana actuamos por todo tipo de ciudades y pueblos de España, incluso del extranjero. Eso se acaba transmitiendo. Cuando ves a un grupo que está harto de sus compañeros o no le gusta lo que está haciendo porque es una imposición, el público lo percibe. Nosotros ahora tenemos éxitos de otros artistas cantados por las Nancys Rubias, así que creo que los asistentes se lo pasarán muy bien porque conocerán las canciones.

– En 2018 participó en el Orgullo de Inca. Este año Palma ha anunciado su propia “semana del orgullo”. ¿Le veremos por aquí?

– Estás hablando con personas que se consideran mariconas, nos encantaría ir, pero seguro que estamos en otro orgullo de otra ciudad de España. Nunca hemos tenido ningún rechazo y formamos parte del colectivo de siempre, pero es imposible estar en todos los orgullos. Algún día se conseguirá y ahí estaremos.

– Rosalía, Joan Manuel Serrat, Christina Aguilera, Maluma, Muse, Estopa, Fito, Marc Anthony, Manolo García, Lola Índigo… Este va a ser el verano de los conciertos en Mallorca. ¿A cuál le gustaría ir?

– Rosalía y Maluma, que ahora mismo son las estrellas más revulsivas del panorama internacional. A Muse los vi, coincidí en un festival en el que fui a ver a Blondie y me gustaron. A Christina Aguilera la respeto, pero no me interesa nada.

– Un disco que no pare de escuchar…

– Va a sonar prepotente, pero estoy terminando el nuevo de las Nancys, que saldrá en septiembre. No paro de escucharlo para chequear si está bien la voz, la producción… En los últimos meses he tenido tanto trabajo que no he podido escuchar un disco como en otras ocasiones que tienes la suerte de que un disco te obsesiona y no paras de escucharlo. Es más, soy tan obsesivo que de pequeño copié a Andy Warhol, tras leerme sus diarios, la costumbre de grabar una canción que me gustaba ocupando una cinta entera. Solo sonaba la misma canción y me pasó con «Chain Reaction», de Diana Ross, y «Heart of Glass» de Blondie. Cuando vas siendo viejo, tienes menos tiempo para el ocio…

– Periodista, representante, actor, realities… con qué faceta se queda.

– Con todas, porque todas me permiten ser yo mismo y todas me han permitido ser dueño de mi vida. Yo de pequeño quería ser periodista y lo he sido. Ahora no ejerzo porque tengo otras cosas, pero no porque no me encante serlo. Salir en la televisión y colaborar en radio me gusta también. Tengo la suerte de que siempre me llaman sabiendo cómo soy y qué es lo que voy a hacer, con mis limitaciones y con mis no limitaciones. Siempre he sido sincero y me he mostrado tal como soy, por eso cuando me llaman es porque quieren a Mario y todo lo que hace Mario es porque le apetece. De lo contrario, digo que no. Conseguir que tus aficiones se hayan convertido en tu medio de vida es un lujo. Sé que se puede acabar, pero mientras tanto hay que aprovecharlo porque soy muy feliz haciéndolo.

mario vaquerizo entrevista mallorca