Imma Prieto es la directora de Es Baluard Museu d’Art Contemporani de Palma desde octubre de 2019, pocos meses antes de que irrumpiera la pandemia. Elegida para el cargo por un jurado independiente, a través de un procedimiento público, la crítica de arte y comisaria catalana tiene claro que el museo debe dirigirse a toda la ciudadanía y no solo a unos pocos.

Imma Prieto, directora Es Baluard

Imma Prieto, directora de Es Baluard Museu. Foto: Es Baluard Museu.

Desde que entró en el cargo, ¿cuáles han sido los retos o las líneas de trabajo principales?

Precisamente el hecho de aterrizar en el cargo e irrumpir la pandemia ha obligado a que se hayan ido modificando. Aún hoy seguimos aprendiendo e intentando vislumbrar cómo saldremos de esta. En cuanto a las líneas de actuación, las tenía claras y las concibo mirando al pasado, al presente y al futuro. El pasado lo describo a través de memoria, colección y archivo. Memoria como los rastros de los que hay que aprender. El patrimonio es nuestra memoria y forja nuestra identidad. La segunda línea tiene que ver con la ciudad, la imagen y las comunidades. La ciudad es la construcción de comunidades distintas y hay que saber dar visibilidad a todas ellas a través de los trabajos de los artistas. Y la tercera, más enfocada en el futuro: el imaginario. La capacidad de proyectar un futuro y rescatar esas imágenes que quizás están por venir y nos ayudan a forjar un mundo distinto al que conocemos. Todo ello pensado de un modo transversal, dando voz a las problemáticas de cada época. Por supuesto, con espacio para hablar de medio ambiente, migración, feminismos… Son cuestiones muy de nuestro tiempo. De todos modos, si asumimos que estamos al servicio de la ciudadanía y esta, junto con la ciudad, está en constante transformación, tenemos que estar dispuestos a modificar, transformar y escuchar estas nuevas problemáticas que interesan a la sociedad. Tampoco podemos olvidar los retos que nos presenta la pandemia, hay que pensar cómo seguir…

«La ciudad es la construcción de comunidades distintas y hay que saber dar visibilidad a todas ellas a través de los trabajos de los artistas»

Esta tarea será complicada…

Al principio sí. En todo momento hemos intentado que Es Baluard Museu sea un espacio seguro y creo que lo hemos conseguido. Se ha demostrado que los museos son lugares seguros si cumples con la normativa vigente.

El museo ha solido estar capitaneado por mujeres. ¿Esta mirada femenina le sienta bien al museo?

Lo cierto es que Es Baluard Museu es una excepción, algo que valoro de forma muy positiva. Lo que es importante es que todos, hombres y mujeres, tengamos una mirada feminista. No hace falta ser mujer para ello. Nosotras comenzamos la lucha, pero existen muchos feminismos. Yo no sé pensar si no es desde una postura feminista y creo que todos debemos ser conscientes de cómo el sistema patriarcal, que afecta tanto a hombres como a mujeres, está arraigado y todos somos víctimas de ello. Estos valores subyacentes en nuestra sociedad son los que se deben transformar.

«Es Baluard Museu saldrá mencionado en una de las revistas de arte más importante del mundo, ArtForum International»

Uno de los objetivos del cambio de imagen del museo es el de internacionalizarlo. ¿Cómo se consigue destacar a nivel internacional?

Con una buena programación; con la excepcionalidad, el no repetirnos; abrir vías de investigación e internacionalización y apuntando a aquellas temáticas que nos interceden a todos. No se trata solo de programar un artista extranjero, sino de trabajar en varios estratos. Te adelanto, por ejemplo, que el museo saldrá mencionado en una de las revistas de arte más importante del mundo, ArtForum International. Un logro producto de nuestro trabajo, contactando con los editores y enviando contenidos. Han visto la relevancia de lo que estamos haciendo y saldrá una crítica en papel de la exposición de Tur Costa, un artista hasta la fecha bastante silenciado por la historia.

¿En qué trabaja el museo actualmente?

Acabamos de finalizar “Teresa Margolles. La piedra”. Un trabajo que ha desarrollado la artista en los barrios más desfavorecidos de Palma. Las personas que aparecieron en la exposición han venido al museo. Muchas de ellas jamás habían venido o ni siquiera sabían que existía. La ciudad es todo y nosotros tenemos que trabajar para todos, no solo para una élite, porque ese es un modelo obsoleto. La muestra “Rafael Tur Costa. La luz del fragmento” finaliza el 18 abril. Acabamos de inaugurar “Memoria de la defensa: arquitecturas físicas y mentales”. El museo se asienta sobre las murallas renacentistas y nos preguntamos qué es una muralla, sus usos… Es arquitectura de defensa, pero desgraciadamente sigue vigente, con ejemplos como el muro de Trump o el de Israel y Palestina. Así surgen preguntas tan interesantes como ¿de qué o quién nos protegemos?

Entrevista a Imma Prieto Es Baluard

Imma Prieto. Foto: Es Baluard Museu.

¿Podría dar algún adelanto de la programación de Es Baluard Museu para 2021?

La semana que viene comienza “La utopía paralela. Ciudades soñadas en Cuba (1980-1993)”. Un proyecto que estará presente en una publicación ligada a la Bienal de Arquitectura de Venecia. Comisariado por el cubano Iván de la Nuez, plantea cómo crear una ciudad mejor. Las urbes han de propiciar que el ciudadano mejore sus condiciones de vida y esta muestra, que apenas ha tenido visibilidad hasta hace un año, es muy interesante no solo por las relaciones insulares y el concepto isla que comparte Mallorca con Cuba, sino por dar voz a estas transformaciones que exige la ciudadanía. En mayo, una vez finalice Tur costa, tendremos un trabajo de recuperación de historia local sobre el mail art y los años 70-80 que confecciona Jaume Pinya. En “Mira a ver si… Poesía experimental y Mail Art en Mallorca” se reflejan las acciones que pusieron a Mallorca en relación con todo el mundo, a través de un grupo de personas muy pequeño pero de una relevancia increíble. Hemos abierto una línea estable de apoyo a artistas locales de mediana carrera. Es el caso de Toni Amengual, un fotógrafo muy joven con una potencia en su trabajo maravillosa, que expondrá en el museo “Flowers of Franco”. Y cerraremos el año con dos bombas. La primera, a raíz de los 20 años del atentado de las Torres Gemelas. Una exposición que pasó por Nueva York en el décimo aniversario y que llegará a Mallorca de la mano de Elena de Rivero, que vivía en Nueva York en 2001. La exposición plantea qué ha supuesto este hecho para el pensamiento contemporáneo y la relevancia que tiene pensar esto desde Mallorca, una isla en medio del Mediterráneo entre Europa, África y Oriente Medio. Y cerraremos el año con una exposición muy potente titulada “Personae. Máscaras contra la barbarie”.

¿Cómo se conjuga el apoyo a artistas locales con la programación de proyectos internacionales?

Las cosas se hacen queriéndolas hacer. Hay una generación de artistas muy potente en Mallorca y hay que apoyarlos. Te he hablado de Toni Amengual, pero te podría hablar de Lara Fluxà, Bel Fullana, Tomas Pizá, Nauzet Mayor… El museo está para generar ideas y despertar el espíritu crítico.

¿Cree que este espíritu crítico está dormido?

Hay gente que lo tiene más despierto y gente que menos. Esa capacidad crítica está implícita en el ser humano y hay que querer activarla. La verdad es que existen unos aparatos de comunicación muy bien pensados, con líneas de acción claras y con el objetivo de adormecer a la gente. Solo hay que encender la televisión para verlo. La crítica no solo se despierta con arte, sino con una conversación como esta que estamos teniendo, abrirnos el uno al otro, hacernos preguntas y querer ver más allá y no quedarse solo en lo superficial.

Aunque con la pandemia será difícil hablar de datos, ¿el museo tiene los visitantes que le gustaría tener?

Es complicado. Seguramente estemos ante los peores años en cuanto a visitantes globales. Pero, paradójicamente, será uno de los años con más visitantes locales, que han aumentado casi un 100%. No solo por las exposiciones sino por todos los programas públicos y las actividades paralelas: seminarios, conferencias, talleres… Han gozado de una participación del 100% desde la primera propuesta que ofrecimos ya en pandemia. Subir esta participación no solo es positivo, es el camino en el que hay que seguir trabajando.

Museu Es Baluard

Foto: Es Baluard Museu.