Texto: Raúl Beltrán. Fotos: Pep Caparrós.

Enamorado de Mallorca, el empresario estadounidense Drew Aaron confiesa que no habría tenido su tercera hija si no viviera en esta isla que tanto admira. Aaron abre las puertas de su casa de Son Vida, la “divertida”, ya que el hogar familiar, en el que reside con la ‘top model’ Hana Soukopová desde 2015, se encuentra en Alaró. El joven hombre de negocios centra su actividad en Lionsgate Capital, su empresa de asesoría y financiación de propiedades inmobiliarias de lujo, y Gallery Red, un conjunto de espacios artísticos derivados de su pasión por el arte.

– ¿Eligió Mallorca o fue una coincidencia?

– No fue de ninguna manera una coincidencia. Vinimos a Mallorca hace 15 años para la fiesta del 30 cumpleaños de mi mejor amigo, Chris Brant. Llegamos a Pollença, pensamos que Mallorca era una isla muy pequeña en medio del Mediterráneo, pero quedamos increíblemente impresionados durante nuestra estancia de diez días. Vimos un poco de todo y nos dimos cuenta de que hay mucho que ver en Mallorca. Ahora, después de 6 años aquí, tal vez haya visto el 20% de la isla. Esto se debe a que he estado trabajando mucho y pasando tiempo con la familia; también por lo grande que es Mallorca. En Nueva York imaginan la isla muy pequeña, piensan que sales de casa y estás en el mar después de dar unos pasos, pero la isla es mucho más.

Drew Aaron entrevista Mallorca

– Arte, inversiones, distribución de papel… ¿Le preguntan a menudo a qué se dedica? 

– Así es, mucha gente lo hace. Durante los últimos 20 años estuve en la industria del papel. Construí desde una pequeña empresa familiar, con menos de 20 millones en ventas por año, un negocio de más de mil millones de dólares en nuestro momento pico. En 2015 nos mudamos aquí pero ya durante los 5 años previos pasé de estar muy involucrado a asociarme con Konica Minolta, un gran conglomerado asiático que ahora gestiona Aaron Group, el negocio del papel. Cualquier publicación, desde la revista Time hasta Mallorca Caprice, El País, El Mundo… Yo era el principal proveedor de muchos de los periódicos más importantes del planeta. Pero vimos venir el declive, así que hicimos la transición y la empresa china se está ocupando del negocio.

«Hacer negocios en Balears es lo único más difícil que hacer negocios en España»

– Sin embargo ha aterrizado en la isla con diferentes proyectos.

– Vine a Mallorca para retirarme. ¡Ese era mi plan! Hacer negocios en Europa es muy diferente a hacerlo en Estados Unidos; hacer negocios en España es muy diferente a hacer negocios en cualquier parte del mundo. Hacer negocios en Balears es lo único más difícil que hacer negocios solo en España. Así que diría que España es un lugar difícil para hacer negocios y ha habido una gran curva de aprendizaje sobre cómo desarrollarlos de la manera correcta. Cometí muchos errores, pero he seguido aprendiendo y estoy muy contento de haber empezado a hacer negocios en España. El principal es Lionsgate Capital, la compañía hipotecaria y financiera líder no solo en Mallorca, sino también en Balears y el sur de España a medida que nos adentramos en Marbella y pronto en Cataluña y otras áreas. En las islas no hay una sola empresa, además de nosotros, que se enfoque en ser un solo contacto para más de 40 bancos en toda Europa y los 25 ‘top’ en España. Esta es la clave, solo un contacto. Es un negocio difícil pero por eso existimos, porque a mucha gente que viene aquí, especialmente a los compradores de segundas viviendas, les resulta muy confuso tratar con el sistema bancario español. Representamos a clientes que compran propiedades de lujo, enfocadas en 500.000 euros y más. Los tiempos post COVID han dejado el mercado inmobiliario más fuerte que hayamos conocido. Han sido necesarios seis años para llegar a donde estamos y empezamos «poc a poc», pero ahora tenemos un gran equipo de más de 30 personas que son la familia de Lionsgate Capital, las galerías de arte y otros negocios.

Drew Aaron entrevista 1

– ¿Cómo cree que saldrá Mallorca de esta pandemia, más fuerte o más débil?

– Mallorca saldrá mucho más fuerte que antes. Emergerá más que cualquier otra isla importante y mejor que cualquier otra zona del mundo. Leí que a Hawái le está yendo muy bien, pero cuando miro cómo le ha ido a Mallorca durante la COVID, hay muchas razones por las que la gente viene aquí. Durante la cuarentena, fuimos un 99,7% mejores en número de casos en comparación con la península. Mallorca demostró ser un lugar increíblemente seguro. Está considerado en Europa como uno de los mejores lugares para estar. El mercado inmobiliario durante los últimos 6 años ha aumentado de forma consecutiva y cada año se estaba discutiendo que habría una corrección. Sorprendentemente, no sucedió.

«Para muchas personas que visitan la isla, la COVID ha actuado como un mecanismo para que tomen la decisión final»

Después de la pandemia, la gente de Londres, Nueva York, París, Berlín y las grandes ciudades donde tienen un hermoso apartamento ahora quieren naturaleza. Hablando con amigos de Engel & Volkers o First Mallorca, vimos que hubo una disminución de alrededor del 5-10% en las viviendas recién terminadas por los promotores. Pero esto duró solo 2 semanas. De la nada, la primera semana de abril cerramos compras de casas a través de Zoom. En nuestras oficinas, la gente usaba mascarilla y firmaba acuerdos de viviendas. Mucha gente está diciendo que para la próxima vez que suceda algo así quiere estar en un lugar donde saben que vivirán a salvo y por eso encuentran Mallorca. Para muchas personas que visitan la isla, la COVID ha actuado como un mecanismo para que tomen la decisión final: Apretemos el gatillo y compremos una casa.

– ¿Con qué otros lugares compite Mallorca a nivel mundial?

– Hay quien piensa que Mallorca compite con Marbella. Yo digo rotundamente que no, porque Mallorca tiene un estilo totalmente diferente. Marbella es ‘chic’ y glamurosa. Mallorca es más relajada… Ibiza también es diferente, tienen personalidades totalmente distintas. Ibiza es un lugar para visitar, Mallorca es un lugar para vivir, para criar a tus hijos. En Marbella, Saint Tropez, Cannes, las islas griegas, Croacia… A la gente le gusta ir a pasar el verano. La diferencia es que aquí tenemos la infraestructura: colegios internacionales, médicos, clínicas, hoteles, pueblos, campo… Es un espectáculo absoluto estar aquí a tiempo completo. Y, por supuesto, el clima es excelente y vivir en el Mediterráneo es una gran ventaja. Yo diría que la segunda razón más importante por la que la gente quiere vivir en Mallorca o comprar una segunda o tercera casa es por ser el lugar más fácil para viajar. En 2022 verás entre 600 y 700 vuelos directos al día. Es una puerta de entrada a todas partes.

«Vivir en Mallorca a tiempo completo es un espectáculo absoluto»

Entrevista con drew aaron gallery red

– Mallorca vive la gentrificación de algunos barrios como Santa Catalina. ¿Cree que podría evitarse?

– Hay muchas zonas en Mallorca. En algunos puntos de Santanyí el 90% es alemán (80% de Hamburgo). Les encanta Santanyí y lo llamamos pequeño Hamburgo. A los suecos les encanta vivir en Palma, los palacios antiguos… En Menorca, principalmente franceses. En Pollença, alemanes y británicos… Santa Catalina es muy sueca, sí, es un público más joven. Los precios se han duplicado ahora (incluso más de 3 millones de euros), algo que nunca hubiéramos imaginado. Todos los vecindarios se están expandiendo y la gente se traslada a la siguiente ciudad. En el suroeste todas las ciudades se han expandido y ahora es casi una gran área: Son Vida, Camp de Mar, Santa Ponça…

– Al parecer, hay un ‘boom’ en la compra de viviendas por parte de extranjeros. ¿Puede afectar al acceso a la vivienda por parte de los jóvenes?

– Notamos que antes las personas que se mudaban a Mallorca tenían entre 50, 60 y 70 años y se retiraban a Mallorca. Ahora las personas que vienen son de 25 y 35 años, entre 35 y 45 años o más. Son personas mucho más jóvenes las que se están mudando aquí ahora y la demografía general se está volviendo más diversa.

– ¿Queda algo por descubrir de Mallorca?

– Habrá zonas que se conviertan en grandes áreas porque tenemos 360 ​​grados de mar a nuestro alrededor, es solo una cuestión de tiempo. Manacor se está volviendo popular. La gente se está dando cuenta de que la costa este es la única parte de Mallorca que nadie ha aprovechado mucho. Tener un embajador como Rafael Nadal pone a Mallorca en el mapa. Muchos de mis amigos de Estados Unidos piensan que Mallorca es Rafael Nadal. Quizás en 10 años, Manacor sea el próximo Santanyí. La COVID será un cambio de nuevas áreas que son más jóvenes, menos costosas y que con los años se volverán tan importantes como las otras grandes ciudades de Mallorca.

– Uno de los grandes sectores de la isla es el inmobiliario. ¿Cómo evolucionará?

– Los cambios más importantes: muchas personas que alquilan se lanzarán y decidirán comprar. También vienen nuevos compradores. La pandemia ha sido la peor tragedia que le ha pasado a Mallorca y a España en muchos años, pero su efecto en el mercado inmobiliario es que verás más gente mudándose a la isla el próximo año que en la historia de la última década. Es increíble la cantidad de gente que nos cuenta que están esperando venir a Mallorca para ver las 5-6 viviendas que han estado valorando durante la pandemia. Muchas de esas casas se vendieron durante los últimos meses a través de Facetime y Zoom. El mercado de 250.000 y menos estuvo más tranquilo durante la pandemia. De 250.000-500.000 se ha mantenido estable, algunas personas compraron y otras esperaron. Por encima de 500.000 es donde las cosas han ido muy rápido, la gente compra sin pensar. Y si hablamos de 5 millones o más, encontramos el mercado más fuerte que ha visto Mallorca. Los turistas no solo vienen para ir a la playa, vienen a comprar casas.

mallorca drew aaron

– Dígame cómo será la casa perfecta después de la pandemia. ¿Y dónde? 

– Cualquier hogar que tenga espacios al aire libre es obviamente importante. Para mí, Palma y la zona cercana a la catedral es la opción más segura para invertir. Pero en tiempos post COVID cambian las cosas. Estas áreas todavía son fuertes, pero ahora definitivamente habrá gente comprando en el suroeste, muchos aficionados a los barcos, por la cercanía de los puertos, los muchos restaurantes… Y la novedad es que todos queremos vivir en el campo: Bunyola, Alaró, Consell, Inca, Selva, Marratxí, Santa Maria, Orient, Binissalem… Han sido las mayores sorpresas durante la COVID. Por supuesto también Pollença, pero está lejos de Palma. Esporles, Establiments y Puigpunyent también lo están haciendo bien, pero es que la gente quiere estar a 25 minutos de Palma. Todo el mundo ha estado comprando en la costa desde siempre y ahora la gente quiere más tierra, así que el mayor ganador es Mallorca, el mayor ganador en Mallorca es el campo a menos de 30 minutos de Palma.

– Está creando todo un barrio de arte en la zona de la plaza Chopin. ¿Puede contarnos las líneas artísticas que sigue? 

– Mi plan era retirarme, pero uno de mis galeristas favoritos se acercó a mí para tener una reunión: ¿Te gustaría comprar mi galería? Dije absolutamente no, gracias. Soy coleccionista de arte desde hace 20 años pero no soy galerista. Cada acción que he comprado ha bajado, cualquier apuesta en el casino siempre la pierdo. Pero finalmente, al ser cliente y amigo de muchos galeristas, nos arriesgamos y tomamos un espacio en la plaza Chopin. A Mallorca le faltaba una cosa: el arte contemporáneo e internacional. Si vas a alguna de las galerías de Mallorca, lo que no puedes comprar es ninguna pieza de Andy Warhol, Jean Michel Basquiat, Damien Hirst, Jeff Koons, Banksy… Así que decidimos mirar quiénes son los 20 mejores artistas internacionales del mundo que no puedes comprar en la isla. Vendemos cualquier artista que no puedas comprar en ningún otro lugar; no solo en Mallorca sino en España. Cada vez que viajo, lo primero que hago es buscar las mejores galerías del lugar en Google y nunca he visto a ninguno de esos artistas en ninguna galería de España excepto en la nuestra. Esto atrajo a mucha gente a Gallery Red a ver las piezas, pero aprendí rápidamente que eso no era suficiente. Empezamos a traer a quienes pensábamos que eran los mejores artistas emergentes contemporáneos de todo el mundo. Y nos preguntamos: ¿quién podría ser el próximo Warhol o Basquiat? Tenemos que elegir con mucho cuidado, mirando su carrera, lo que están haciendo, las galerías en las que muestran su arte, las revistas en las que aparecen, quién está comprando sus obras… El principal éxito que nos hizo seguir abriendo más espacios de Gallery Red fue centrarnos en estos artistas. Nuestro arte va de 5.000 euros a 5 millones, pero donde vemos la mayoría de las ventas es en el rango de entre 10.000 y 100.000. La gente de Copenhague o Estocolmo encuentra mejores galerías en Mallorca que en su ciudad natal. Es por eso que descubrimos que Gallery Red puede funcionar bien y es por eso que continuamos tomando el control de las ubicaciones que nos rodean y expandiendo Gallery Red.

entrevista Drew Aaron lionsgate capital

– ¿Cuáles son sus relaciones con el mundo del arte internacional, con autores e inversores?

– Cuando vives en Nueva York, tienes una casa en los Hamptons, una casa de invierno en Palm Beach y una casa de campo en Greenwich Connecticut… Estás rodeado de las personas más ricas de Estados Unidos y, en muchos casos, del mundo. Hemos vivido de 10 a 12 años en ese círculo, nuestros vecinos eran famosos coleccionistas de arte. Fui muy bien educado por mi amigo Chris Brant, quien me presentó a Mallorca hace 15 años cuando vine para su fiesta de cumpleaños. Nos encontramos muy estrechamente vinculados con los 100 mejores coleccionistas del mundo y hemos conocido a muchos de nuestros artistas vivos favoritos. Estamos a una llamada de distancia de los distribuidores, coleccionistas y casas de subastas más importantes.

– Parece que hay dos formas de mirar el arte, la del autor que da rienda suelta a su imaginación y la del que crea algo con una finalidad decorativa. ¿Qué piensa?

– Como me dijeron mis mentores, siempre recomiendo: compra una obra de arte que te guste. Si el mercado sube, genial. Si no, al menos te encantará mirar la pieza. La segunda cosa que debes considerar es que cuando compras arte estás haciendo una inversión. Cuando entro en una galería, en un segundo puedo decir cuál de las 30 piezas me gusta más y cuál de las 30 piezas colgaría en mi casa. Amo todo el arte, pero enseguida puedo ver qué me atrae. Una vez que eso sucede, necesito asegurarme de que a mi esposa le guste esa misma obra de arte. Ella trabaja en el negocio de la moda y es muy creativa y la forma en que ve el arte es muy abstracta. Yo soy más un hombre de negocios de Nueva York, por lo que veo el arte de una manera menos abstracta y un poco más comercial. Algunas personas dirían que no es atractivo decirlo. Pero miro obras que son icónicas, de artistas que me gustan y que puedes saber quién es el artista al verlo. Cada persona es diferente cuando mira el arte, pero si compras lo que amas e investigas sobre el artista en el que crees, en el peor de los casos siempre tendrás algo con lo que vivir que te hace estar feliz.

– ¿Cómo ve la escena creativa en Mallorca?

– Creo que es asombrosa. Muchos artistas mallorquines lo están haciendo muy bien. Soy un gran admirador de Carlos Prieto y de Domingo Zapata, que pintó un edificio en Times Square, el mural más grande de la historia del mundo, de 3000 metros. Hay muchos artistas que viven en Mallorca y tienen espacio en nuestro espacio Soho Gallery, porque realmente no es solo una colección de artistas sino una colección de artistas que pasan tiempo en Mallorca.