El Tren de Sóller, que mantiene parado el servicio ferroviario desde el pasado 9 de diciembre debido a las obras de reformas y mejora de sus instalaciones, retomará su actividad el próximo martes 1 de marzo.

Cabe recordar que durante este periodo de reformas y mejoras se ha restaurado el puente de hierro que hay en la salida de Sóller, además de mejorar las zonas de vías más deterioradas, lo que proporcionará un progreso considerable en cuanto a seguridad y menor desgaste del material rodante.

Durante este parón anual, también ha habido una gran actividad en los talleres ya que la compañía ha aprovechado para poner a punto todas sus locomotoras y vagones, sustituyendo las piezas que se someten a un mayor desgaste por su funcionamiento ordinario.

El presidente del Ferrocarril de Sóller, Óscar Mayol, ha explicado que «estamos trabajando con esfuerzo y mucha ilusión para poder abrir el 1 de marzo con la mayor normalidad posible». Nuestro objetivo, ha asegurado, «es afrontar una buena temporada, esperemos que mejor que la pasada, cumpliendo a rajatabla todas las normas de seguridad y prevención que ya teníamos impuestas».

Además, Óscar Mayol ha añadido que para el Ferrocarril de Sóller es muy importante «dinamizar la economía local y el mercado laboral, así como seguir mostrando la otra cara de Mallorca, la más escondida, la que nos ofrece el interior de la Serra de Tramontana y los pueblos de esa zona, sobre todo Sóller y el puerto, son nuestras principales prioridades».

El tren de Sóller atraviesa la Sierra Tramuntana. Foto: Ferrocarril de Sóller.