El director insular de Residuos del Consell de Mallorca, Juan Carrasco, se ha reunido con el director y gerente de Som Pagesos, Toni Monjo, para exponerle los ejes principales del proyecto ‘Tanca el cercle’.

Se trata de un plan estratégico para abaratar la cesta de los productos locales de Mallorca, apostar por la soberanía alimentaria y potenciar el consumo de productos kilómetro cero.

El Departamento de Sostenibilidad y Medio Ambiente del Consell Insular sigue presentando a todos los sectores implicados dicho proyecto que prevé construir cinco plantas de tratamiento de materia orgánica en Llucmajor, Marratxí, Santa Margalida, Calvià y Felanitx.

Valorado en cerca de 200 millones de euros, ‘Tanca el cercle’ tiene relación directa con diversos objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y se presentará a los fondos europeos Next Generation.

Según ha explicado el Consell, con las plantas en pleno funcionamiento, el campo de Mallorca va a ganar en competitividad y resiliencia.

El compost que saldrá de las nuevas plantas será apto para usar en agricultura ecológica. Así, el sector agrícola verá reducido el coste del compost que ahora debe importar a un precio muy alto.

El director insular de Residuos ha explicado que «con el objetivo de cerrar el círculo de la materia orgánica que se genera en Mallorca, el compost nuevo que se producirá contribuirá a dar un empuje importantísimo al sector primario». «‘Tanca el cercle’ es un paso adelante imprescindible hacia la sostenibilidad de nuestra sociedad y una medida importante para luchar contra la emergencia climática. Debemos reducir las emisiones y dejar de depender de importaciones cada vez más caras», ha señalado.

Por su parte, Toni Monjo ha asegurado que «Som Pagesos nació para dinamizar y reforzar el producto local de fruta y verdura mallorquina, por tanto, el proyecto ‘Tanca el cercle’ encaja perfectamente con la ideología, el plan estratégico y los objetivos».

Planta de compostaje de LLucmajor

Cabe recordar que el pleno del Consell de Mallorca declaró de interés general la obra pública de construcción de la planta de compostaje de Llucmajor. De esta forma, la Dirección Insular de Residuos puede ejecutar la construcción de infraestructuras de gestión y tratamiento de residuos de Mallorca y acortar en dos años el plazo para poner en marcha la planta de compostaje.

Llucmajor es uno de los municipios en los que más residuos orgánicos se genera de toda Mallorca. Es una de las zonas en las que más recogida potencial de esta materia se prevé en los próximos años. Según los datos del servicio público de tratamiento de residuos, el municipio de Llucmajor recogió en 2021 más de 1.400 toneladas de fracción orgánica.