Balears es la región española en la que más cayó el paro en enero en comparación con el mismo mes del año pasado, con un descenso del 34,68 %, mientras que el empleo, con 433.993 afiliados a la Seguridad Social, creció un 5,3 %.

Según indica EFE, el primer mes de 2022 concluyó en el archipiélago con 54.435 personas inscritas en las listas del paro.

Este volumen de desempleo registrado supone 1.539 parados menos que en diciembre, con una caída porcentual del 2,75 %, y en términos absolutos representa un descenso de 28.906 personas en comparación con enero de 2021.

La Seguridad Social registró un aumento interanual de 21.878 afiliados, y en relación al último mes de 2021, el número de filiados bajó en enero en las islas en 6.616 personas, un 1,5 % menos.

En el conjunto de España, la afiliación laboral cayó en enero en 197.750 personas en términos medios, hasta los 19.627.161 afiliados, mientras que el paro subió en 17.173 personas en un mes habitualmente complicado para el mercado laboral.

Según la información facilitada por el Ministerio de Inclusión y Seguridad Social, en términos desestacionalizados la afiliación aumenta en 71.948 personas respecto al mes anterior, «superando el promedio habitual de los años previos a la pandemia».

En cuanto al total de parados registrados en el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), en enero se incrementó en 17.173 personas respecto al mes anterior, hasta las 3.123.078 personas, y es, no obstante, el mejor registro en los últimos 25 años en un mes en el que el paro aumenta habitualmente. En términos anuales, el paro acumula un descenso récord al caer en 841.275 personas.

Un camarero toma un pedido en un bar. Foto: Pixabay.