Con 175 votos a favor 174 en contra,  el Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado la convalidación del decreto ley de medidas urgentes para la reforma laboral, con el apoyo de Ciudadanos junto a otros partidos minoritarios y el rechazo de los socios de Gobierno PNV y ERC.

De esta manera se convalidó la reforma laboral que el Gobierno había consensuado con los agentes sociales (empresarios y trabajadores) y que ya entró en vigencia el 31 de diciembre de 2021.

El Pleno del Congreso ha rechazado por mayoría su tramitación como proyecto de ley, lo que habría permitido introducir cambios en su paso por las Cortes, algo a lo que se oponía el Gobierno, pero también los sindicatos y sobre todo la patronal, que amenazó con salirse del acuerdo.

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, lamentó que la reforma no haya tenido el apoyo de todo el cuerpo legislativo. “Se han centrado en debates superficiales, en el cambo de rivalidades partidistas”, consideró.

El dato significativo de la votación reside en que la reforma sale adelante gracias a liberales, formaciones de centroderecha y regionalistas que no son aliadas del presidente Pedro Sánchez.

Las fuerzas que han optado por el «sí» han sido: PSOE, Unidas Podemos, PDeCAT, Más País, Compromis, Coalición Canaria, Nueva Canarias, Partido Regionalista de Cantabria y Teruel Existe. El voto negativo lo han dado ERC, Bildu, BNG, PNV, PP, Vox, JxCat, CUP y Foro Asturias.

El presidente Pedro Sánchez, en la sesión que convalidó la reforma laboral. Foto: RTVE.