El ayuntamiento de Palma aprobó ayer miércoles 27 de julio un nuevo permiso que permitirá a la Asociación Xarxa Cinema, dejar de abonar el alquiler de las salas del Cine Ciutat, el cual gestionan en s’Escorxador.

José Hila, el alcalde de Palma, anunció ayer esta noticia en la rueda de prensa en la cual participaron también el regidor de Cultura, Antoni Noguera; la regidora de Participación y Gobierno Interior, Claudia Costa, y el presidente de Xarxa Cinema, Paul Zabel. De esta manera, Cort cederá gratuitamente el local de Cine Ciutat para los próximos diez años. Esto se traduce en garantizar la continuidad de este emblemático cine de la ciudad de Palma, dónde se proyecta cine de autor, pases para festivales de cine y películas en versión original.

Cort da una solución a la quiebra del Cine Ciutat que ha estado en peligro a causa de las dificultades económicas derivadas por los pagos del alquiler, que alcanzaban casi los 6.000€ mensuales. «Es una buena solución que ha sido posible gracias a la implicación de muchas personas» ha señalado el alcalde de Palma, José Hila. Esta concesión gratuita será de 10 años, desde el 1 de enero de este año hasta el 31 de diciembre de 2032. «Un paso muy importante para garantizar la continuidad del Cine Ciutat» declaró ayer Paul Zabal como conclusión de la rueda de prensa.

Cabe destacar, que el Cine Ciutat ha sufrido dificultades económicas, sobre todo durante los meses más duro de la pandemia, dónde tuvo que recurrir a una campaña de «crowdfounding» (micromecenazgo) para poder continuar funcionando. Ahora, gracias a este pequeño respiro, los ciudadanos de Palma seguirán teniendo una oferta de cine alternativo en s’Escorxador.

A la hora de tomar la decisión de ceder gratuitamente el local, el Ayuntamiento ha valorado que Xarxa Cinema es una asociación sin ánimo de lucro que ha destacado, desde sus inicios, para promover la participación ciudadana, la educación y la acción social y medioambiental desde el cine y la cultura. Su labor es posible gracias al esfuerzo de muchos ciudadanos y ciudadanas y esta iniciativa ha sido inspiración para muchos proyectos y asociaciones culturales de todo el mundo, que apuestan por un modelo participativo y horizontal.

Cort cede cine ciutat 10 años