El Gobierno ha aprobado este martes en el Consejo de Ministros el bono joven al alquiler para menores de 35 años, de 250 euros al mes, aunque los criterios definitivos se fijarán en la próxima conferencia sectorial entre el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana (Mitma) y las comunidades autónomas, como ha señalado la ministra del Mitma, Raquel Sánchez, según cita OTR Press.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, Sánchez ha señalado que el plazo para solicitar estas ayudas se abrirá dentro de «mes y medio o dos meses máximo», aunque será con efecto retroactivo desde el 1 de enero.

Los solicitantes deberán tener entre 18 y 35 años, sus ingresos no pueden estar por encima de tres veces el IPREM, y la renta de alquiler no deberá superar los 600 euros mensuales, aunque se puede ampliar a 900 euros en las zonas más tensionadas, según ha detallado la ministra, que ha precisado que la medida beneficiará a unos 70.000 jóvenes.

Este bono, que se concederá por un plazo de dos años, será compatible con otras ayudas de las comunidades autónomas, siempre que no supere el «40% de la renta del alquiler, descontado el bono», ha precisado la ministra.

El bono joven al alquiler contempla ayudas tanto para el alquiler de pisos como para habitaciones. En cuanto al alquiler de habitaciones, la renta será de 300 euros, ampliada «en determinados supuestos» hasta los 450 euros.

El bono será de 250 euros mensuales durante un plazo de hasta dos años. Este monto puede complementarse con otras ayudas del Plan Estatal de Vivienda 2022-2025, aprobado también en el Consejo de Ministros de este martes, y que está dotado con más de 1.700 millones de euros.

La ministra de Transportes, Movilidad y Agencia Urbana, Raquel Sánchez, explica los alcances del bono joven. Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa.