La decana del Colegio Oficial de Arquitectos de las Islas Baleares, Marta Vall-llossera y el presidente de la Demarcación de Mallorca del COAIB, Joan Cerdà, han analizado este jueves la actividad de construcción y rehabilitación en Baleares referente al 2020. El estudio se ha realizado a partir del visado de los proyectos de ejecución de obra, obligatorios para poder empezar obras de nueva planta y de gran rehabilitación.

Según los representantes del Colegio, y tal como se adelantó con el informe el primer semestre, vivimos el periodo con menor creación de vivienda nueva de nuestra historia reciente. Si bien es cierto que la pandemia del COVID-19 ha provocado un descenso generalizado de la actividad en este pasado 2020, esta no ha hecho más que acentuar la tendencia negativa que ya existía en 2019. En el pasado año se han visado 5.224 obras lo que supone un 6% menos respecto en 2019.

«En el 2021 tenemos que proyectar y aprovechar los fondos europeos para reactivar la economía» (Vall-llossera)

colegio arquitectos mallorca balance

Marta Vall-llossera y Joan Cerdà. Foto: COAIB

En vivienda plurifamiliar la caída fue del 8%, un retroceso que nos preocupa ante el problema de la vivienda en Baleares, que ya existía y no ha desaparecido. Por su parte, la vivienda unifamiliar retrocede un 3%, a pesar de los cambios en el entorno normativo y los efectos de la pandemia.

Aunque se ha cerrado el último trimestre del año con un incremento de obras en todas las demarcaciones, en Eivissa y Formentera, el dato del tercer y cuarto trimestre compensa el primer semestre y empata la cifra del ejercicio 2019. Cara al 2021, el COAIB considera que es una oportunidad acogerse a las ayudas europeas que irán ligadas a la inversión verde y digital, ya que esta inyección de capital permitirá invertir en la rehabilitación de las viviendas y
generará puestos de trabajo.

La edificación turística acentúa su retroceso

Como ya avanzaban en anteriores informes, se auspicia el fin del proceso de renovación de la planta turística y el impulso inversor en nuevos hoteles urbanos en las islas. La pandemia ha afectado con especial virulencia al sector turístico, provocando una caída más acuciada en el número de proyectos y, especialmente, en su importancia, tanto en superficie como en presupuesto.