La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha reivindicado en el Día de la Constitución los valores que fundamentan la carta magna, «un texto solidario y de progreso que fundamenta nuestra democracia».

Durante su discurso en el acto llevado a cabo en el Palacio del Almudaina, Armengol ha afirmado que la defensa de los derechos fundamentales de la ciudadanía recogida en el articulado de la Constitución así como el diálogo entre los diferentes partidos políticos del momento para redactarla y aprobarla tienen el mismo espíritu que la hoja de ruta seguida por el Govern a la hora de hacer frente a la pandemia: el diálogo social para llegar a consensos y el escudo social para proteger no sólo la salud y la vida de las personas, sino también sus proyectos vitales.

“La mayoría de los partidos han sabido dejar a un lado las diferencias y ponerse a trabajar por la ciudadanía, demostrando casi todos la misma altura de miras de los grandes estadistas que ensartaron nuestra Constitución”, ha afirmado Armengol, quien también ha recordado que “el gran acuerdo del 78 nos exige a los gestores públicos que protejamos la salud, la ocupación, la educación, el bienestar social”, y que “todo esto se ha hecho, poniendo al servicio del bien común hasta el último euro aportado por el esfuerzo de ciudadanas y ciudadanos”.

En este sentido, la presidenta ha destacado el trabajo de UGT, CCOO, CAEB y PIME como «agentes clave» para avanzar en la salida de la pandemia y la recuperación económica, y ha hecho valer el Pacto de Reactivación, que incluye, además de los partidos que conforman el Govern, El Pi y Ciutadans, porque representa los valores “de esta sociedad ética que sabe hacer frente unida a cualquier amenaza, dejando a un lado las diferencias y reaccionando con la fortaleza inigualable que dan los pactos”.

Dentro de este pacto y este consenso “cabemos todos”, ha afirmado Armengol: “en esta Constitución no sobra nadie y es la vacuna más efectiva para protegernos de quienes se sitúan fuera de esta, de quienes quieren atacar la democracia y la convivencia desde el odio, el racismo, el LGTBI-fobia o el machismo”.

Armengol también ha hecho mención a las reivindicaciones históricas que desde las Balears se han hecho para reformar la Constitución con el objetivo de impulsar la descentralización del Estado, de obtener un mejor despliegue de derechos como el de la vivienda o la ocupación de calidad y de reconocer nuevas libertades.

Durante el acto, miembros del programa «Obertament Balears», de 3 Salut Mental, han leído artículos de la Constitución y, además de la presidenta, también se ha dirigido a los asistentes la delegada del Gobierno, Aina Calvo.

Al acto en conmemoración del 43º aniversario de la Constitución han asistido, por parte del Govern, el vicepresidente y conseller de Transición Energética, Sectores Productivos y Memoria Democrática, Juan Pedro Yllanes; la consellera de Presidencia, Función Pública e Igualdad, Mercedes Garrido; la consellera de Hacienda y Relaciones Exteriores, Rosario Sánchez; la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, y la consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación, Mae de Concha, así como representantes de los partidos políticos, autoridades de otras instituciones y alcaldes de varios municipios.

La presidenta del Govern, Francinca Armengol, brinda su discurso a 43 años del regreso de la democracia. Foto: GOIB.